La cobertura de pérdida de beneficios: Nota técnica de Unespa Previous item Historia de un Seguro de Vida Next item Ciber Seguros para empresas

La cobertura de pérdida de beneficios: Nota técnica de Unespa

INTERRUPCIÓN DE NEGOCIO: NOTA TÉCNICA

INTRODUCCIÓN
La Audiencia Provincial de Girona se ha pronunciado sobre un caso en el que se demandaba al asegurador por rechazar la cobertura de interrupción de negocio a un servicio de hostelería que se vio obligado a cerrar su negocio durante la pandemia (Sentencia 59/2021 Sección Nº1 Civil Audiencia Provincial de Girona).
Por este motivo desde UNESPA se emite la presente nota técnica en la que se desarrollan una serie de argumentos técnicos y de derecho comparado en relación con la cobertura de pérdida de beneficios:
1. Cobertura
En España, en general, el seguro de pérdida de beneficios, en cualquiera de sus denominaciones (interrupción de negocio, pérdida de explotación o la propia pérdida de beneficios, así como en cualquiera de sus modalidades de cobertura (margen bruto, gastos fijos o indemnización diaria)), exige para su activación la existencia de un daño material directo cubierto por la póliza.
Por lo tanto, la interrupción de negocio por decisiones de la autoridad no está cubierta en los condicionados de las pólizas.
Se puede poner el ejemplo de un incendio en un restaurante. En este caso, la paralización de la actividad estaría cubierta al ser el incendio un hecho cubierto. Sin embargo, si el negocio se interrumpe o se cierra por una decisión sanitaria (comida en mal estado), la pérdida de beneficios no estaría cubierta.
La cobertura de pérdida de beneficios debe analizarse en consonancia con lo establecido en el artículo 1 de la Ley de Contrato de Seguro (LCS). Dicho artículo estipula que “el contrato de seguro es aquel por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima, y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado.”
Se desprende, por tanto, que para que la interrupción de negocio por una decisión de la autoridad hubiera estado cubierta, tendría que haberse contemplado su cláusula de cobertura en el propio condicionado de la póliza.
Esta es la cuestión de fondo, que no se contempla en la sentencia. La póliza no cubre la interrupción de negocio sin daño material, ni el asegurador ha cobrado una prima por ello. Si no existe cobertura, no puede limitarse lo que no existe y, por tanto, no puede considerarse la existencia de una cláusula limitativa.